domingo, 21 de agosto de 2011

Las bodegas del Cerrato tienen un encanto especial

Marta Asensio Espina Cofundadora de la Asociación Turismo Cerrato

Marta Asensio Espina, de 31 años, es natural de Bilbao, pero tiene raíces baltanasiegas, y aquí vive desde hace una década. Asegura que esta es una localidad extraordinaria para vivir, ya que es un pueblo muy tranquilo, donde prima la calidad de vida. Recientemente, se ha formado en el taller de empleo Interpretando el Cerrato y tiene, junto a cuatro compañeros, un montón de proyectos de futuro para dar a conocer esta comarca. Entre sus ilusiones está el deseo de dedicarse en exclusividad al turismo del Cerrato, lo que significará que todo lo que tienen en proyecto ha salido adelante.

-¿Qué destacaría del taller de empleo?
-Ha sido una experiencia muy gratificante, pues me ha permitido conocer a fondo todo el Cerrato Castellano. Ciertamente ha sido como descubrir lo desconocido y me he quedado impresionada de todo el potencial turístico que tenemos. El Museo del Cerrato Castellano es, claramente, un referente en la comarca.

-¿Señalaría algún rincón en especial?
-Las bodegas, pues son uno de los elementos de la arquitectura tradicional que más me impresionan y que, además, existen en la mayoría de los pueblos del Cerrato. En particular, destaco el conjunto de las bodegas de Baltanás, pues es una construcción única en toda la geografía española. Las bodegas tienen un encanto especial por su profundidad, el frescor o las vistas que ofrecen. Es un espectáculo impresionante.

-¿Tiene algún proyecto de futuro?
-Fruto del taller de empleo es la creación de la Asociación Turismo Cerrato, que pretende convertirse en un referente turístico para la comarca. Es un proyecto viable, pensado a largo plazo. Todos los comienzos son duros, pero estamos muy ilusionados con sacar adelante este proyecto y quizás, en el futuro, pueda ser algo a lo que podamos dedicarnos en exclusividad.

-¿Cómo responden los cerrateños?
-La respuesta está siendo muy positiva, pues cada vez que acudimos a algún pueblo del Cerrato, nos sentimos muy acogidos por sus gentes. Lo cierto es que los cerrateños nos están animando para que continuemos con este proyecto y, además, están volcados con todas las propuestas que les hacemos. Colaboran muy bien con nosotros.

-Usted asume varias responsabilidades en la asociación Turismo Cerrato.
-Sí, cada uno de los miembros nos encargamos de un cometido. En mi caso, trajajo en la organización de talleres, la búsqueda de algún uso para el Hospital Viejo y la puesta en marcha de actividades para infantiles y mayores. Estamos muy ilusionados con esta nueva etapa que hemos comenzado, donde pretendemos despertar el potencial turístico del Cerrato.
Fuente:www.elnortedecastilla.es