miércoles, 23 de noviembre de 2011

Entre Quintana del Puente y Lerma

Desde Quintana del Puente, en la provincia palentina, sale una interesante carretera hacia Lerma que se encuentra a 41 kilómetros de la N-62 o Autovía de Castilla de la que partimos.

Recorreremos la N-622 que con anchura y firme aceptables y pasando la vía del ferrocarril Venta de Baños-Burgos y las obras del AVE que transcurren paralelas, enfilaremos la recta que, una vez pasado el cruce a Villahán donde se asienta la nave y las fincas donde se cultivan los plantones de fresa que “Fresón de Palos” (Huelva) prepara para sus producciones de fresa en aquella ciudad onubense, transcurre paralela ala río Arlanza que deja a su paso a Palenzuela confundida con la ladera de la montaña, a la derecha de su margen. Este interesante río se une al Arlanzón junto a Quintana para, ya cerca de Torquemada, desembocar a su vez en el Pisuerga.

Desde este cruce de acceso a Palenzuela parte también un nuevo cruce hacia Villahán desde el que Lerma ya sólo queda a 36 kilómetros Y en el Km. 80 de esta N-622 ya se encuentra el límite de la provincia burgalesa. Un interesante mural en una caseta, también pintada por detrás, da acceso casi inmediatamente al cruce, a la derecha, por el que entraremos en…
JOSÉ  BADIOLA

Peral de Arlanza

Peral es un pueblecito de cierto tamaño situado al margen de este río con una amplia travesía recta de lo que fue el paso de esta carretera por su recinto urbano. Aparcamientos a uno de sus lados, cuidados jardines en el centro con arados ornamentales y la correspondiente parada del autobús, el Centro de Usos Múltiples nada más entrar, a la derecha, nos recibe junto a una zona de aparcamiento con su mural y bancos para el reposo. Y casi todo el caserío está a la derecha de esta travesía, quedando a la izquierda, junto al río, un interesante parquecito de ribera también muy cuidado con fuente, mesas, árboles y acceso directo al río.

Su trazado urbano un tanto anárquico está absolutamente asfaltado y pintado con rayas perimetrales, tiene una lineal y cuidada Plaza Mayor donde se ubica el Ayuntamiento y el tele-club municipal, una zona central con árboles, flores, bancos y farolas, remodeladas aceras y otra isla ajardinada más adelante de su calle lineal (C/ Real) a la que dan otras, una de ellas con una panadería y una pescadería. Una casa alberga una placa en memoria del pintor local Andrés García Prieto (1846-1915). Y junto a esta C/ Real, también está la sencilla iglesia de San Juan Bautista con terraza previa y un interior de tres naves.

Varios murales pintados por un vecino, con bastante gusto por cierto, técnica muralista y buen hacer, ornamentan varios paramentos de la localidad, uno de ellos bajo la circunvalación en el “túnel” de paso hacia un campo de fútbol abandonado. Una pista de tenis junto a la travesía, otro cuidado espacio junto al puente del final de la travesía, etc, y, el cuidado de los espacios en general denotan un buen hacer de su ayuntamiento.

Saliendo de Perales, Lerma queda a 30 kilómetros.

Pinilla de Arlanza

Es una finca privada un poco más allá, continuando por esta N-622 por la que circulamos, en la que una construcción en piedra con escudo y valla de acceso previa, denotan cierta antigüedad e importancia de las instalaciones. Además, la ermita del otro lado de la carretera da autonomía al poblado.

En las paredes de la finca se publicita la venta de huevos y pollos de corral.

Un poco más adelante, de nuevo entramos en un tramo palentino, donde se encuentra el cruce de acceso a la localidad de Cobos de Cerrato a 6 km, a la derecha. Pasando el estrecho puente de hierro sobre al Arlanza, de recrecido solado, enseguida se llega a la finca de la palentina Mercedes Junco, dueña del “Hola”, conformada por un poblado para los trabajadores de dicha finca, instalaciones agropecuarias, campos de cultivo, caballeriza y almacenes para los aperos de labranza, etc. Hay mucha frondosidad en esta zona y vallas delimitatorias. Y la carretera de acceso está en bastante mal estado.

Y volviendo a la N-622, poco más adelante, de nuevo, pasa a formar parte de la provincia de Burgos. Lerma queda a tan sólo 27 kilómetros, y , con el río a nuestra derecha, junto a una zona un tanto valdía a la izquierda, nos sorprenderá sobre un cerro netamente cerrateño, una gran espadaña en lo alto sin los muros de la iglesia correspondiente. Es el Km. 72 de esta ruta.

Escuderos

Llegando a esta localidad, que en realidad es un pequeño caserío que pertenece a Santa María del Campo (situada al norte a apenas 4 Km), algunas construcciones aisladas junto al río Arlanza nos previenen del cruce por el que tomamos la carretera que nos conduciría a aquella localidad, al norte y, a la derecha y cruzando el puente de origen romano sobre el Arlanza, hacía Roa al sur.
Desde aquí, junto a este puente, parte una ruta o sendero a pie por ‘El Bajo Arlanza’ que recorre un paraje próximo iniciándose junto a unas mesas y una barbacoa junto al cauce.

Aquí en Escuderos también hay algunas construcciones más: palomares, un molino de interés y en la zona más alta a la izquierda de la carretera, la Ermita de Ntra. Sra. de Escuderos a la que acude todo el pueblo de Santa María del Campo en romería

Una sencilla espadaña y una imagen cerámica de la virgen denotan la advocación de esta ermita que se adosa, sin identidad propia, a una vivienda. Junto a la carretera hacía Santa María, una columnita en piedra soporta una placa que nos indica la ubicación de esta ermita.

Fuente: www.carriondigital.com

No hay comentarios: