jueves, 3 de mayo de 2012

Los ailantos y el Paseo de las lilas


Espacio para el visitante


Hoy las fincas son propiedad de algunos vecinos, y el espacio que ocupara la pobladura y casa fuerte pertenece al municipio, por lo que el Ayuntamiento de Villaviudas está empeñado -cosa que me parece muy acertada- en recuperarlo como espacio natural y de esparcimiento para los vecinos y todo el que quiera visitarlo, así como convertirlo en un recurso turístico de la zona. Para ello, recientemente, se ha rehabilitado con la ayuda del programa Adri Cerrato Palentino el que fuera el lagar y las bodegas del antiguo caserío, así como el conocido como cenador-mirador de la Dehesa y el entrañable 'Paseo de las lilas'.
Un singular rincón que recomiendo visitar -sobre todo en el mes de mayo- a todo el que se quiera acercar por Villaviudas, pues está dotado de mesas, bancos, fuente, hornillos, una antigua alberca, y unos más raros árboles conocidos como ailantos o 'árboles del cielo', de origen chino, a los que hace referencia el afamado poeta nacido en el pueblo Joaquín Galán, cuando en sus versos dice que «Rama a rama, comparten confidencias, se aplauden / aplaudiendo a las nubes / que cruzan por la dehesa...» -en el libro 'Árboles de la Dehesa'.

GONZALO ALCALDE CRESPO